MI VIVIENDA EN ALQUILER

LA MEJOR OPCIÓN PARA ALQUILAR SU VIVIENDA

Slider

Alquilar su propiedad es una decisión trascendente a la que le debe dar una gran importancia ya que se trata de ceder el uso y disfrute de la misma a terceras personas, a cambio de una renta periódica pactada y durante un periodo de tiempo determinado.

Como propietario debe tener en cuenta:

  1. La solvencia del inquilino para hacer frente al pago de sus obligaciones económicas (fianza, renta, suministros, etc.)
  2. El uso y destino que finalmente se le dará a la propiedad
  3. El perfil del inquilino, que deberá convivir en la comunidad de vecinos con otras personas.

Sus derechos y obligaciones como propietario

La actual normativa legal en materia de arrendamientos establece derechos y obligaciones a los propietarios que alquilan una vivienda.

 DERECHOS

  • Establecer las condiciones del contrato (plazos, términos, rentas, etc.)
  • Deshauciar al inquilino moroso transcurridos 10 días de impago desde la fecha de la denuncia.
  • Recuperar su vivienda si demuestra extrema necesidad, usted o sus familiares de primer grado.
  • Exigir que su vivienda se le devuelva tal y como se entregó al inquilino.
  • Obtener una compensación si el contrato finaliza unilateralmente antes de su vencimiento.
  • Si cuando le entregan la vivienda hay daños o desperfectos, puedes quedarse con una parte de la fianza para su reparación.
  • Ser informado previamente y autorizar posibles obras de mejora o modificación de su vivienda por parte del inquilino.

OBLIGACIONES:

  • Pagar los impuestos, arbitrios y tasas municipales que Le correspondan.
  • Debería aceptar que el inquilino haga reformas en la vivienda en caso de discapacidad propia, del cónyuge o hijos.
  • Entregar al inquilino la fianza si no hay daños en la vivienda una vez finalizado el contrato.
  • En caso de venta de la propiedad, avisar al inquilino de manera fehaciente con al menos 30 dias de antelación para que este pueda realizar su derecho de adquisición preferente, siempre que no exista una clausula de renuncia previa en el Contrato de Arrendamiento.